Use justo en una oración

2020-07-12

prayer most righteous judge

9 Queden huérfanos sus hijos, y viuda su mujer. 10 Dejen que sus hijos deambulen y mendiguen; Y busquen sustento lejos de sus hogares en ruinas. 11 Que el acreedor se apodere de todo lo que tiene; Y que extraños saqueen el producto de su trabajo. 12 No haya quien le extienda misericordia, ni quien tenga piedad de sus huérfanos.

“Dios es un juez justo y un Dios que siente indignación todos los días”

Jesucristo vino a la tierra para tomar sobre sí nuestros pecados y nuestro castigo. Dios impuso sobre Su Hijo el castigo que David le pidió a Dios que trajera sobre sus enemigos. Nadie que ponga su confianza la virgen de guadalupe en la solución del pecado —el Salvador, Jesucristo— necesita sufrir las consecuencias del pecado. Son solo aquellos que resisten y rechazan la solución de Dios quienes sufren Su ira temporal y eterna.

prayer most righteous judge

El salmista que oró por la justicia de Dios para sus enemigos también pidió a Dios Su misericordia y misericordia. Dios ofrece misericordia y perdón a todos, pero también promete justicia y juicio a todos los que rechazan a Su Hijo. Te animo a que pongas tu confianza en Jesucristo, el portador del pecado que murió en tu lugar y sufrió incluso más de lo que describe el Salmo 109. Todas las observaciones anteriores me llevan a la conclusión de que los salmos imprecatorios son mucho más relevantes y aplicables a los cristianos de hoy de lo que nos gustaría admitir. Esencialmente, creo que la respuesta es que tenemos una visión distorsionada de Dios, pervertida por nuestro propio pecado.

Gracias porque muchos policías, funcionarios gubernamentales y ciudadanos comunes reconocen la necesidad de un cambio. Que este reconocimiento continúe en todo el país y que sea seguido por acciones. Señor, oramos por un creciente reconocimiento de que el racismo todavía existe en este país; entristezcamos esa verdad y aboguemos por el cambio.

13 Sea cortada su posteridad; En la siguiente generación, que se borre su nombre. 2 Porque han abierto contra mí la boca perversa y engañosa; Han hablado de mí con lengua mentirosa. 3 También me rodearon con palabras de odio, Y pelearon contra mí sin causa. 4 A cambio de mi amor, actúan como mis acusadores; Pero estoy en oración. 5 Así me han pagado mal por bien, y odio por mi amor.

prayer most righteous judge

Por lo tanto, respondemos siendo suaves con los demás, esperando que nuestra laxitud nos facilite las cosas. Permítanme decirles que si tuviéramos el valor y la convicción de orar como lo hizo santa misa David, estaríamos muy incómodos con respecto a nuestros propios pecados. Nuestro mayor problema con los salmos imprecatorios es que el salmista toma el pecado mucho más en serio que nosotros.

  • Señor, tú conoces el dolor que hay en tantos corazones en este momento, un dolor que para muchos ha estado presente durante bastante tiempo.
  • No nos quedemos callados en nuestras comunidades y no nos quedemos callados en nuestras oraciones.
  • Y podemos y también debemos orar por todas estas cosas; a través de cada día difícil y desafiante y a través de cada día prometedor y esperanzador.

No peque al dejar que la ira lo controle Oración del 21 de octubre

Señor, sabes que el cambio comienza con el corazón; por favor abra los corazones de muchos para que podamos ver a la gente como usted ve a la gente, para que podamos amar a la gente como usted ama a la gente. Ayúdanos a reconocer los errores, danos mentes y corazones claros para descifrar la verdad detrás de la injusticia.

Una oración para ser conscientes de la injusticia

6 Pon a un impío sobre él; Y un acusador esté a su diestra. 7 Cuando sea juzgado, salga culpable; Y que su oración se convierta en pecado. 8 Sean pocos sus días; Que otro tome su cargo.

Queremos pensar en Dios solo en términos de amor y misericordia, pero no en términos de justicia y juicio. Creo que nos hemos enredado en una conspiración satánica. Hemos adoptado el pensamiento resumido por la expresión: “Estoy bien, tú estás bien”. Si me perdona por hacerlo, podría titular el Salmo 109, “Estoy bien, pero usted no”. La mayoría de nosotros sabemos que no estamos bien.

Realiza un comentario