Explicando las siete peticiones del Padre Nuestro

2020-06-01

Contenido

our father

El teísmo abierto, por el contrario, sostiene que, debido a la naturaleza del tiempo, la omnisciencia de Dios no significa que la deidad pueda predecir el futuro. El teísmo a veces se usa para referirse en general a cualquier creencia en un dios o dioses, es decir, gloria oracion monoteísmo o politeísmo. Intente usar cada frase como inspiración para sus oraciones. Serás bendecido y animado al orar por cada frase y su aplicación en tu vida. Esta situación cambió drásticamente cuando Amenhotep IV (a. C.) sucedió a su padre como faraón.

our father

Hágase tu voluntad

Como creyentes en Cristo Jesús, los pecadores tenemos el privilegio de dirigirnos a Dios como “nuestro Padre” y podemos estar seguros de que Él nos ha perdonado y escuchará y contestará nuestras oraciones por causa de Jesús. Cuando decimos “Danos hoy nuestro pan de cada día”, oramos para que Dios nos dé cada día todo lo necesario para sustentar la vida material de nuestro cuerpo y la vida espiritual de nuestra alma. Santificado sea tu nombre El término “santificar” significa reconocer como santo, tratar de una manera santa. San Gregorio de Nisa, un Padre de la Iglesia en Capadocia en Asia Menor, escribió alrededor del año 380 d. que “de todas las cosas buenas, la más importante para mí es que el nombre de Dios sea glorificado en mi vida”.

Encontrar valor para orar

our father

La vida religiosa estaba íntimamente ligada a la existencia diaria de uno y los dioses eran parte del trabajo, la familia y las actividades de ocio de uno. “Santificado sea tu nombre” es similar a una parte de la oración de la sinagoga conocida como Qadish. La palabra griega para gloria oracion santificado era rara y, como el término en inglés, casi solo se encuentra en un contexto bíblico. Significa honrar o reverenciar, pero también adorar y glorificar. En el judaísmo, el nombre de Dios es de extrema importancia y honrar el nombre es fundamental para la piedad.

Un punto de vista es que esta petición está pidiendo obediencia a Dios y a sus mandamientos. Green sostiene que la santificación del nombre de Dios es deliberadamente la primera entre las tres peticiones en la oración, para reafirmar la primacía de Dios sobre todas las demás cosas. Desde entonces, hasta el día de hoy, cuando el nombre YHWH surge durante la oración o recitación fuera del Templo, los judíos lo leen en voz alta como ‘adonai, que significa “mi señor”. Así, finalmente se perdió la verdadera pronunciación.

Si verdaderamente santificamos al Padre, entonces lo respetamos en nuestro corazón, y así entramos en el plan de Dios para nosotros y nuestra salvación. La santificación del nombre de Dios en el mundo y nuestra propia salvación depende de nuestra vida y oración. El teísmo sostiene que Dios es trascendente e inmanente; así, horarios de misas en usa Dios es simultáneamente infinito y, de alguna manera, presente en los asuntos del mundo. No todos los teístas se suscriben a todas estas proposiciones, pero cada uno generalmente se suscribe a algunas de ellas. La teología católica sostiene que Dios es infinitamente simple y no está sujeto involuntariamente al tiempo.

our father

Hendriksen señala que en esta época los nombres no eran simplemente etiquetas, sino que se veían como verdaderos reflejos de la naturaleza del objeto. Por tanto, reverenciar el nombre de Dios es equivalente a reverenciar a Dios.

La mayoría de los teístas sostienen que Dios es omnipotente, omnisciente y benevolente, aunque esta creencia plantea preguntas sobre la responsabilidad de Dios por el mal y el sufrimiento en el mundo. Algunos teístas atribuyen a Dios una limitación consciente o intencionada de la omnipotencia, la omnisciencia o la benevolencia.

¿Cómo cambiamos nuestras oraciones a oraciones centradas en el reino? Comenzamos por establecer la definición del reino de Dios.

  • Por lo tanto, oramos para que el nombre de Dios sea honrado y santificado.
  • En primer lugar, esta oración nos enseña que debemos desear la gloria y el honor de Dios como la primera intención de nuestra oración, sin importar por qué estemos orando.
  • No tendría sentido orar a menos que quisiéramos que se hiciera la voluntad de Dios.
  • Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria, por los siglos de los siglos.
  • Luego oramos para que su voluntad se haga tan perfectamente entre nosotros en la tierra como sus ángeles la cumplen en su reino celestial.
  • Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.

Esta oración se ha pronunciado tradicionalmente antes de cada juego durante la última década, y el equipo pronuncia las palabras sin pensarlo mucho ni adorarlo. Un sincero agradecimiento siempre es un gran comienzo de conversación. Como a cualquier padre, a Dios le encanta ver que tenemos corazones agradecidos. La alabanza abre las puertas del cielo y siempre debe ser parte de nuestro tiempo a solas con Dios. Puede que no le hable a través de palabras, sino a través de pensamientos en su mente o experiencias.

Recuerdo bien estas oraciones semanales porque era parte del equipo que comenzaba cada juego con estas palabras de honor al Señor. Mientras recitamos nuestra oración semanalmente, pensé poco en lo que significaban estas palabras. Parecían importantes, y nos sentimos importantes cuando los rezamos en el centro de la escuela secundaria pública donde los maestros no podían mencionar a Dios ni profesar su fe.

Realiza un comentario