Justo juez oracion

Oraciones al divino y Justo Juez 2019-04-28
Califica esta oración

Justo juez oracion

Esta es la verdadera oración al justo juez, la oración que elevamos en forma de plegaria hasta que logra llegar al cielo a los pies de Dios para que por medio de ella logremos que se nos bendiga en todo lo que hacemos y decimos, es en nombre de Jesús, el divino el que murió en la cruz pero que resucito entre los muertos por que no era de este mundo ni era humano es el hijo de Dios

Por lo tanto si rezas con mucha fe, ten la plena seguridad que lo que le pidas será otorgado por que el es el justo juez, es el que todo lo sabe y que todo lo ve, porque es el elegido es el hijo de Dios es el juez de los cielos, el que decide darte todo lo que mereces, el que tiene en su poder la libertad de que seas libre de todo lo que te quieran hacer porque es el más poderoso de todos es el justo juez.

Oh poderoso justo vos que sos el juez imponente, el que hace correr a los demonios, a vos te pido que me guardes por ti infinita misericordia que me salves de todo lo que me quieran hacer, de todo lo que de mi quieran decir, te ruego te imploro y te invoco por el poder infinito que en el cielo se ha dado, por tu inmensa bondad que Dios te concedió a ti te pido que me ilumines el camino, que alejes las espinas y las piedras que no me dejen pasar.

Hoy de rodillas te pido que me alivies mis cargas, que no me dejes solo, por tu infinito poder por tu inmensa misericordia, te ruego que no me dejes caer, por eso hoy te invoco, hoy te imploro a ti que fuiste el vencedor de la muerte, te pido humildemente que no me dejes solo y vencido, te imploro que me ayudes que me permitas transitar con un camino seguro, lejos del veneno de mis enemigos, lejos del veneno amargo de la envidia.

Por tu poder infinito y por tu amor inmenso, por el poder que tienes que los demonios huyen despavoridos de tu presencia, te invoco aquí de rodillas para que hagas presencia en mi vida, para que seas tú el que batalle mis luchas, para que con tu poder inmenso estés siempre a mi lado sobre todo en momentos de tanta tribulación, que por tu presencia no haya tempestad que pueda doblegarme porque tu esas a mi lado.

Tu que por tu infinito poder lograste quitarle a lázaro a las garras de la muerte, tu que venciste en tres días a la muerte por que para ti no hay límites ni fronteras porque eres el dueño del universo, te imploro humildemente de rodillas que alejes de mi vida a los nubarrones negros de la envidia, que no permitas que sobre mí se abra boca alguna destilando veneno contra mi nombre, por el poder de tus cruz de espinas, te ruego que no me desampares ni a mí ni a mi familia que nos protejas con tu sangre bendita.

Te ruego que no permitas que maldad alguna logre dañarme, que por infinito poder no permitas que lengua alguna me cause daño con su veneno, que tu sombre bendita me cubra y me oculte de mis enemigos, que su sangre bendita entre en mi casa y lo llene de luz y sobre todo de esperanza y bendiciones, que por tu infinito amor no me dejes caer más que de rodillas y a tus pies para adorarte y bendecir tu nombre oh santo adorado, justo juez tu que castigas al injusto y proteges a los desamparados.

Tu que curaste a los leprosos, tu que moriste en una cruz por cargar mis pecados, te imploro que no me dejes lejos de tu manto sagrado, que tu amor infinito este a mi lado y al de mi familia, que tu corazón puro y transparente sea el que more en mi vida, sea el que haga nido en mi casa al lado de mi familia, que no me falte tu bondad ni tu amor, ni de día ni de noche, que por el poder de tus llagas tu misericordia llegue a mi vida en forma de bondad.

Justo juez tu que perdonas los pecados, tu que perdonaste a la prostituta que querían apedrear, tu que con el poder inquebrantable de tu voz lograste detener las más fuertes tempestades, que lograste sacar almas de la muerte, y que por tu infinito poder lograste multiplicar los peces, te pido que no me alejes de tu magna presencia, te ruego que por el poder infinito del manto donde envolvieron tu precioso cuerpo cuanto te bajaron de la cruz, te pido que me cubras y cubras a mi casa y nos hagas invisibles ante nuestros enemigos.

Mi divino y justo juez, te imploro una vez más aquí de rodillas que seas mi socorro en tiempo de angustia, que me ayudes en momentos de soledad y tormento que con tu bendita presencia logres apaciguar mis peligros, te ruego que por el poder de tu preciosa sangre me ayudes a salir avante de cualquier tipo de tribulaciones, que mi casa y mi familia estén siempre protegidas por tu preciosa sangre.

Oh santo señor del cielo y de la tierra, dueño de mi alma te invoco humildemente, y te prometo que mi familia mi casa y yo alabaremos siempre tu nombre, que no pasara un solo día en que no te alabemos y bendigamos tu nombre que no alabemos tu grandeza nuestro señor y salvador nuestro aliado y seguro puerto dónde poder llegar huyendo de nuestras penas, tu que eres el elegido, siempre serás el que más nos ha bendecido por que eres nuestro amo y señor eres nuestro justo juez.

Por el poder infinito de tu sangre te ruego, te imploro que no me desampares que no permitas que mi familia y yo estemos lejos de tu bondad infinita amen.

 

Realiza un comentario